TIENDA OFICIAL PERRICONE MD ESPAÑA. ENVÍO GRATUITO.

Mini Cart



Silvia Mateu #MujerPerriconista

SILVIA MATEU

Edad: 41 años

Experta y propietaria del centro SM The Beauty

Apasionada, loca y súper divertida. Así se define a sí misma y así la perciben todos los que cruzan la frontera para entrar a SM The Beauty, tienda y perfumería nicho líder en Manacor. Su personalidad arrolladora enamora y, cuando a ello le acompañas del aplomo de las ciencias del Dr. Perricone, la ecuación se vuelve perfecta. Sabe de belleza, prueba todo, cuesta mucho sorprenderla y solo lo mejor la cautiva. Le llamó siempre la filosofía de este médico, porque le pareció diferente. No era más de lo mismo, como ocurre con ella. Su sello de identidad, sus labios rojos y una capacidad de transmitir su estilo de vida saludable como pocas pueden.


Soy Silvia Mateu, tengo 41 años, me dedico al mundo de la belleza de toda la vida pero con los años he ido estrechando caminos, o ampliándolos, según se mire. Tengo una tienda de cosmética y vamos a incluir perfumería.

P: ¿Qué criterio tienes a la hora de elegir las marcas?
R: Pasan muchos filtros, hay mucha investigación detrás, a veces buscamos las marcas, otras veces son ellas las que nos buscan, pero el filtro de selección es máximo, soy bastante dura con esto.

P: ¿Cuál fue el primer cosmético que te compraste?
R: Me acuerdo perfectamente. Fue una crema que me compré en la farmacia de la marca Bella Aurora que era para las pecas. En ese momento odiaba mis pecas, ahora me encantan. Era súper joven, yo creo que debía tener unos 10 años, ¡era adicta! Con 9 o 10 años fabricaba mascarillas en casa con polvo de talco, agua, huevo en el pelo... Ya inventaba. Descubría.

P: ¿De dónde conseguías las recetas de belleza?
R: A través de una tía que era una obsesionada de la belleza. Tenía unos libros –que ahora son míos y los guardo como si fueran piezas de museo– que trataban del cuidado de la piel. Mis regalos de Navidad siempre eran esas cabezas que podías poner y quitar pelo, peinarlas, maquillarlas... Era muy típico en aquella época, todas queríamos ser peluqueras o esteticistas, y yo sabía que lo sería, porque realmente soy esteticista, pero el mundo de la estética se me quedó muy corto. La cosmética me parecía toda igual, yo quería más. Así empecé a investigar y aquel centro de estética se convirtió en una tienda de marcas nicho. Mi labor se centra en investigar, buscar y encontrar cosas que nos sorprendan a todos. Primero me tienen que sorprender a mí, si a mí no me sorprenden, no hay nada que hacer. ¡Es difícil, eh!, y te diré por qué, justamente porque empecé con un nivel muy alto, con Perricone MD...

P: Ahí quería llegar, ¿cuándo descubriste que eras perriconista?
R: Para mí es una filosofía de vida. La tengo súper inculcada en casa con mis tres hijos, si los vieras ya preguntándome "¿esto es sano mami?", para mí sobre todo lo más importante es proteger el ADN e intentar cuidarte a todos los niveles, no sé cómo explicarlo, se resume en disminuir niveles de azúcar en sangre para evitar la glicación (una de las causas del envejecimiento), mutaciones, etc., pero esto ya es un nivel más técnico. A nivel nutrición y suplementación, hay moléculas que siempre deberían estar en tu vida ya que son antioxidantes muy potentes, muchos de ellos si se ingieren estimulan la producción de esa misma sustancia en el cuerpo. También disminuir el azúcar, tomar alimentos alcalinos, evitar el sol, el tabaco, las harinas refinadas...

P: ¿Cuál fue el primer producto que te cautivó?
R: Photo Brightening, ¡es mi crema! Y te diré una cosa, suelo cambiar de productos porque me canso, mi piel cambia, no es la misma en invierno que en verano, y hay que ir adaptando la rutina, pero Photo Brightening es una crema que lo tiene todo, aporta un chute de luminosidad brutal, tiene protección solar, para mí, algo básico, entonces nunca me he cansado de esta crema. También Face Finishing Moisturizer Tint, otro top ventas.

P: ¿Algún secreto de belleza efectivo que no te gusta compartir pero nosotros te obligamos a hacerlo?
R: No. Me gusta compartirlo todo. Pero para mí, el mejor secreto de belleza del mundo es la constancia, el día a día. Es como ir al dentista a que te hagan una limpieza profesional pero luego no te lavas los dientes. El día a día es esencial, luego se puede complementar con extras, como una mascarilla semanal, como Ultramoor Mud Mask de Omorovicza, yo la llamo "la negra", brutal...

P: ¿Cómo has ido adaptando tu cuidado personal según los cambios a los que te enfrenta el paso del tiempo?
R: Yo es que siempre me he cuidado mucho, y me sigo cuidando mucho. Tengo mi rutina diaria y luego tengo mis pluses, esos extras que si quieres te haces o no. Yo me los hago todos, pero quizás lo que destacaría es la alimentación. Siempre he sido muy presumida y cuando comía siempre pensaba, no quiero estar gorda. Ahora no pienso así, ahora a la hora de comer pienso tengo que comer esto porque mi piel lo va a lucir, pienso en la alimentación como la forma de nutrir mi piel, mi cuerpo y mi salud, todo está enlazado, una cosa lleva a la otra.

P: ¿Tomas complementos?
R: ¡Claro! Sí, sí, sobre todo Super Green y Super Berry de Perricone MD.

P: ¿Te podrías describir en tres palabras?
R: ¡Buah! [risas]. Loca, apasionada y súper divertida.

P: ¿Algún producto fetiche?
R: Imprescindible, si tuviera que elegir uno entre todos, estaría entre una limpiadora, porque es la base de todo, sin eso te puedes despedir de todo lo demás, o una crema de día con protección solar. Y claro, los labios, yo no soy yo sin estos labios (rojos).