Protege tu piel del frío y el sol


La nieve refleja un 80% de la luz solar facilitando las quemaduras solares, incluso, aunque el día este nublado. Este tipo de incidencia suele ser mucho más severa que en la playa debido a la intensificación de los rayos del sol. Por ello, desde Perricone MD te recomendamos dos productos estrella para que protejas tu piel del sol y de las inclemencias del invierno.



HIGH POTENCY CLASSICS

Face Finishing & Firming Tinted Moisturizer

Broad Spectrum SPF 30

hypoallergenic perricone nueva linea cbd

Un humectante ligero y de rápida absorción con microcápsulas nacaradas y pigmentadas que se liberan en la aplicación para brindar una luminosidad natural. Ayuda a restaurar de inmediato la hidratación óptima y minimiza la apariencia de líneas y arrugas.

Veinte años de investigación dieron como resultado nuestra crema para ojeras más avanzada y completa. Esta crema de ojos moldeable transforma visiblemente las patas de gallo marcadas, las líneas y arrugas, deshincha las bolsas y reduce las ojeras y la flacidez, brindando una apariencia más tersa, luminosa y firme.


PROTECCIÓN SOLAR A BASE DE MINERALES (DIÓXIDO DE TITANIO) Protección con FPS avanzado

Los minerales que se encuentran en las capas más profundas de la tierra se trituran en polvos ultra finos que actúan como un espejo para desviar los rayos UVA que aceleran el envejecimiento, y los rayos UVB que queman, y pueden ser menos irritantes que los protectores solares con químicos tradicionales.



VITAMIN C ESTER

Photo-Brightening Moisturizer

Broad Spectrum SPF 30

hypoallergenic perricone nueva linea cbd

Su textura ultra ligera y cremosa hidrata y protege inmediatamente contra factores de agresión ambiental, a la vez que ofrece beneficios iluminadores de largo plazo. Formulada con FPS mineral de amplio espectro para brindar una protección máxima de la luz del sol.


PROTECCIÓN SOLAR A BASE DE MINERALES (ÓXIDO DE ZINC Y DIÓXIDO DE TITANIO): Protección con FPS avanzado

Los minerales que se encuentran en las capas más profundas de la tierra se trituran en polvos ultra finos que actúan como un espejo para desviar los rayos UVA que aceleran el envejecimiento, y los rayos UVB que queman, y pueden ser menos irritantes que los protectores solares con químicos tradicionales.


OTRAS AYUDAS PARA PROTEGER TU PIEL DEL FRIO: ANTIOXIDANTES

Los antioxidantes son como los mártires del cuidado de la piel. Raquel González, directora de educación de Perricone MD comenta que: “Los antioxidantes donan desinteresadamente sus propios electrones para compensar los radicales libres, parando el ciclo de robo de electrones. Además, nunca se vuelven peligrosos como los radicales libres, puesto que su estabilidad no depende de la pérdida de electrones, por lo que no atacarán a las células para robar como sí lo hace un radical libre. Es por ello que los antioxidantes ayudan a neutralizar los daños causados por el sol”.


¿Y de dónde salen? Nuestro cuerpo tiene su propio suministro de antioxidantes, pero es posible que se agoten por factores como el estrés o el clima. Es por eso que es esencial mantener los antioxidantes recargados a través de una dieta equilibrada y un correcto cuidado de la piel.


La lista de ingredientes antioxidantes puede ser infinita, pero a grandes rasgos, se puede cargar de antioxidantes a la piel y al organismo con alimentos ricos en minerales y vitaminas, así como con activos de uso tópico. ¿Ejemplos? “Las vitaminas A, C y E son antioxidantes por sí mismas y su estructura ayuda a equilibrar otros antioxidantes. Están presentes en muchas frutas como las frambuesas, las fresas o las cerezas. Otros ingredientes como el ácido alfa lipoico (presente en la clorofila, el brócoli y otros alimentos de hoja verde) tienen también estas propiedades, al igual que el extracto de cáscara de mangostán, el aceite de hoja de romero, el extracto de fruta de dragón o la baya saskatón. Cabe destacar, también, el Cobre PCA, con una capacidad de rendimiento antioxidante cuarenta veces mayor que algunos de los mencionados anteriormente”, explica Raquel González.