El Azúcar y el Envejecimiento de la Piel

Escrito por Dr. Nicholas Perricone

El azúcar en todas sus formas (jarabe de maíz, caña de azúcar, el jarabe de maíz de alta fructosa, etc) es extremadamente perjudicial para la piel - y de hecho para todos los órganos. Puedes disfrutar del yogur, un alimento muy sano, pero comerlo solo o con frutas frescas, los yogures azucarados sabotean el estilo de vida sano. Te explico por qué:

El azúcar suprime la actividad de los glóbulos blancos de la sangre. Esto nos hace más susceptibles a las enfermedades infecciosas (resfriados, gripes, etc), así como el cáncer. La misma disfunción de los glóbulos blancos también pueden empeorar las alergias.

El enemigo natural del colágeno

Como dermatólogo, sé que las arrugas, las líneas de expresión y la flacidez de la piel son un producto del proceso conocido como glicación. El azúcar y otros carbohidratos de alto índice glucémico (pan, almidones, patatas, bollería, pastas, postres, refrescos) se convierten rápidamente en glucosa en el sangre. Esta sobrecarga puede causar una reacción llamada glicación, en el que las moléculas de azúcar en exceso se adhieren a las fibras de colágeno. La glicación se produce cuando una molécula de glucosa (azúcar) se une a una molécula de proteína sin la influencia de las enzimas, (proteínas que aceleran la velocidad de las reacciones químicas). En términos científicos, nos referimos a estos enlaces de azúcar y proteína como AGE (en inglés) o PGA (en español), un acrónimo que significa "productos de la glicación avanzada". La glicación hace que las fibras de colágeno pierdan su fuerza y flexibilidad, por lo que la piel se vuelve menos elástica y más vulnerable al daño solar, las líneas y la flacidez.

No solo en la piel

Y mientras la piel arrugada es uno de los resultados visibles de los AGE, las enfermedades degenerativas están afectadas de una u otra manera por las reacciones de la glicación. Estas reacciones producen daños importantes en el cuerpo, incluyendo la aterosclerosis, la formación de cataratas, daños neurológicos, complicaciones de la diabetes, la piel arrugada y flácida, y más. De hecho, los AGE se encuentran en el centro del proceso de envejecimiento para todo el cuerpo desde la piel hasta el cerebro. Los AGE pueden ser responsables de las arrugas, las enfermedades del corazón, el cáncer, el diabetes, y mucho más, incluyendo la pérdida de memoria relacionada con la edad e incluso la enfermedad de Alzheimer.

En pocas palabras, la formación de los AGE es responsable de graves daños al cuerpo, tanto internamente como externamente. Y el azúcar es un gran culpable.

La lucha contra la glicación: El ácido alfa lipóico

Tenemos un número de productos tópicos para tratar la piel muy efectivos contra la glicación. El ácido alfa lipóico (ALA), un nutriente muy poderoso tanto como suplemento y también como un tratamiento tópico. Se recomienda como suplemento, ya que tiene poderosos beneficios contra la glicación y es un extremadamente importante anti-inflamatorio.

El ácido alfa lipóico aumenta la capacidad de la célula para utilizar la glucosa para el metabolismo. Esto la elimina de la sangre, lo que ayuda a prevenir las reacciones de glicación perjudiciales. Debido a que es soluble en grasa y agua, se puede llegar a todas las partes de la célula, proporcionando una protección completa. Esto es cierto si se toma como un suplemento o si se utiliza para la aplicación tópica. El ácido alfa lipóico gracias a ser liposoluble puede penetrar la piel y aportar sus beneficios antiinflamatorios. También protege las células del daño de los radicales libres y detiene la inflamación que causa daños a la piel. El tratamiento Formula 15 es el último tratamiento de Perricone MD y lleva una concentración alta de ácido alfa lipóico.

Si estás preocupado por tu salud y el proceso de envejecimiento, lo mejor es evitar todas las formas de azúcar, así como edulcorantes artificiales. Hay azúcares naturales que se encuentran en las frutas y verduras que deberían ser nuestra única fuente de azúcar. Estos alimentos son ricos en anti-inflamatorios y antioxidantes, ayudan a estabilizar el azúcar en la sangre y aportan nutrientes que promueven una piel bella y un cuerpo sano.