Nuestro antioxidante favorito: el ácido alfa lipoico

¿Necesitas algo de energía? Respira profundamente.

Cada vez que inhalas, estás nutriendo a tu cuerpo con oxígeno, permitiendo que tus células usen ese oxígeno para producir energía. En este proceso, tu cuerpo también está generando radicales libres. Suena genial, ¿verdad?

No exactamente.

 

¿Qué son los radicales libres?

No te dejes engañar por el término “radicales libres”: estas molestas moléculas no son tan divertidas como suenan. Los radicales libres son moléculas inestables de oxígeno que causan estrés oxidativo en nuestro cuerpo. El estrés oxidativo puede dañar seriamente tus células y ADN, lo que termina en una serie de cosas: envejecimiento, enfermedades y más. Los radicales libres también pueden ser producidos por la luz del sol, toxinas como pesticidas y la contaminación del aire.

Nuestro cuerpo no puede hacer nada para evitar la producción de radicales libres. Entonces, ¿cómo podemos tomar medidas para reducir la producción de estos oxidantes peligrosos y mitigar sus efectos nocivos? Ahí entra en juego el antioxidante.

 

¿Qué son los antioxidantes?

Considera los antioxidantes como los aliados de tu cuerpo en la lucha contra el daño de los radicales libres. Tu cuerpo puede producir algunos antioxidantes por sí mismo, pero se encuentran principalmente en la naturaleza; están en frutas, verduras e incluso café. Se ha comprobado que los antioxidantes reparan el daño que causan los radicales libres, y es por eso que son tan esenciales para tu piel y tu salud en general.

 

¿Qué papel juegan los antioxidantes en el proceso de envejecimiento?

Comencemos por examinar lo que sucede a medida que envejecemos. Si pensamos en nuestros cuerpos como máquinas, podemos simplificar los efectos del envejecimiento en esto: el desglose de procesos y funciones clave. Nuestro metabolismo se ralentiza con el tiempo, la producción de energía disminuye, nuestros órganos se descomponen, tenemos deterioro cognitivo, nos volvemos menos eficientes e incluso podemos comenzar a desarrollar enfermedades que ocurren en las etapas posteriores de la vida, como la diabetes o el Alzheimer.

Sabemos que los radicales libres juegan un papel importante en esto, y que los antioxidantes pueden ayudar a ralentizar estos efectos. Pero un antioxidante en particular, el ácido alfa lipoico (ALA), es un potente componente con conocidas propiedades antiinflamatorias. Este ingrediente clave es esencial para la función de tu cuerpo.

 

¿Cuáles son los beneficios del ácido alfa lipoico?

El ácido alfa lipoico tiene muchos beneficios importantes para todo el cuerpo, y aunque nuestros cuerpos realmente producen ALA, al igual que muchos antioxidantes, no producimos suficiente de este elemento esencial. Los estudios demuestran que ALA puede ayudar a disminuir e incluso reducir significativamente los síntomas de enfermedades como la neuropatía diabética, la enfermedad vascular, la demencia, la esclerosis múltiple y más.

Beneficios metabólicos y energéticos: el ácido alfa lipoico ayuda con el propio metabolismo y la producción de energía de tu cuerpo. ¡Recuerda que la producción de energía es fundamental para el funcionamiento de tu cuerpo! Piensa en cada célula como una planta de energía que genera el poder para ayudarte a trabajar. La falta de energía se traduce en una incapacidad para hacer el trabajo, lo que inevitablemente causa daños a tu cuerpo. De hecho, se cree que el proceso de envejecimiento se producirá a través de este proceso: el envejecimiento es la descomposición de cómo nuestros cuerpos generan energía de manera eficiente y usan esa energía para hacer el trabajo.

Beneficios antioxidantes: tu cuerpo tiene una forma de tratar las cosas que le causan daño: piensa en cómo existen los glóbulos blancos para ayudar a combatir las bacterias y los virus, entre otras cosas. Los antioxidantes funcionan de la misma manera. Hay un sistema completo de antioxidantes trabajando en tu cuerpo para ayudar a lidiar con estas toxinas de una manera que no dañe cosas importantes en las células, como tu ADN.

El ácido alfa lipoico es tan poderoso porque está involucrado con la regeneración de ese sistema. De hecho, no solo ALA 400x es más fuerte que la combinación de vitamina C y vitamina E, en realidad se sabe que ayuda a aumentar la potencia de estas vitaminas. Es por eso que el ácido alfa lipoico es nuestro antioxidante favorito. Debido a que puede aumentar el poder de los antioxidantes en tu cuerpo, lo ayuda a estar mejor equipado para mitigar los efectos visibles del envejecimiento: enrojecimiento, inflamación, pérdida de firmeza, poros dilatados, arrugas y más.

 

¿Debo tomar suplementos orales de ácido alfa lipoico o aplicarlo tópicamente?

¡Deberías hacer ambas cosas! El ácido alfa lipoico, en forma tópica, puede penetrar las capas superficiales de la piel que los suplementos orales no pueden alcanzar, y viceversa pasa lo mismo. He aquí el porqué:  

Cuando tomas un suplemento oral, tu cuerpo lo consume por etapas. Primero, se absorbe en tu intestino; entonces, pasa a través de tu hígado; finalmente, ingresa en tu flujo sanguíneo y se difunde a través de tus tejidos. Ahora, en términos de abordar el envejecimiento sistémico, esto es muy útil. Mientras más puedas circular este compuesto clave en todo tu cuerpo y cosechar los beneficios en términos de energía, metabolismo y más, mejor.

 

Pero cuando se trata de alcanzar la capa externa de la piel, los suplementos orales son menos efectivos. En cada etapa de absorción (desde el intestino hasta la piel), el ALA se diluye cada vez más. Para cuando llegue a las capas base de tu piel, solo se absorberá una fracción del ácido alfa lipoico. La circulación también empeora cuando envejece, por lo que una persona más joven que tome un suplemento de ALA absorberá más de lo que lo hará una persona mayor.

Ahora, cuando aplicas ALA tópicamente (como un suero, por ejemplo), en realidad puede alcanzar esa capa dérmica (superior) de tu piel. Por lo tanto, para obtener los beneficios de todo el cuerpo del ácido alfa lipoico, ambos métodos de aplicación son importantes: un suplemento oral penetrará desde adentro hacia afuera; una aplicación tópica penetrará desde el exterior hacia el interior.

Entonces, ¡ahí lo tienes! El ácido alfa lipoico es un compuesto esencial para ayudar a mantener tu mente alerta y el funcionamiento de tu cuerpo. Añádelo a tu dieta y a tu rutina de cuidado de la piel para ayudar a mitigar las fallas del envejecimiento.